Conócenos

Mª. Luisa, nació en Tomares en 1968, cursó estudios, en el colegio Tomás de Ybarra, desde muy joven ayudó a su madre (Rosario), en la tienda de comestibles que esta poseía. Esta situación se prolongó hasta que en 1986, recién cumplidos dieciocho años, decidió que quería montar su propio negocio y tras barajar distintas posibilidades, fue su padre (Federico), a quien se le ocurrió la idea de que montara un negocio del que no había precedentes en Tomares.


Y así en Octubre de ese mismo año se inauguró en las cuatro esquinas, junto a lo que muchísimos años atrás, fue jardín musulmán, la Floristería Mª. Luisa.


El éxito, casi inmediato acompañó a la recién nacida empresa, podríamos decir sin temor a equivocarnos, que desde su apertura se acrecentó notablemente la costumbre de regalar y de regalarse flores entre los tomareños.



Fue su Madre la que encontró el lugar mejor situado para realizar el sueño de Mª. Luisa, un lugar privilegiado por su situación y que muchos ambicionaron, era como sabemos el que ocupaban dos locales, el de la barbería de "Miguel Ligero" como todos con cariño le llamaban y el contiguo de la churrería del no menos querido, Luis.



Hoy tras veinticinco años de duro trabajo, la primera floristería de Tomares sigue funcionando con más brío que nunca, para dar una nota de color y embellecer los actos, las celebraciones y las casas de todos los tomareños. Comentario aparte merece el magnífico trabajo realizado a lo largo de estos años por Mª. Luisa y los distintos empleados que ha tenido, en la elaboración de ornamentos florales.
Mª. Luisa, ha sido y es un sello de garantía y de profesionalidad, que ha sabido siempre conectar con las necesidades y deseos de sus clientes, ha sabido asimismo ofrecerles a cada uno, el ramo, el exorno, o el tipo de flor más adecuado para cada tipo de celebración, con gran acierto y originalidad. Que sea por muchos años más.